Danza-T: Red de Trabajadores de la Danza

Red de Trabajadores de la Danza

Pedro falleció ayer. Un dolor que no puede empañar la realidad de un sector en el que se desprecia el riesgo

  Haber conocido a Pedro personalmente da cercanía y humanidad a una situación dolorosa y desmoralizante.
Un abrazo enorme para su familia y amigos mas cercanos.

Quienes llevamos años trabajando a fuerza de empeño por un cambio en la cultura preventiva en las artes escénicas, hechos como el de ayer nos resultan especialmente dolorosas, porque hablamos de un sector que, en general, desprecia el riesgo, que asume como “gajes del oficio” las lesiones, la presión psicológica, bajo la máxima de que “el espectáculo debe continuar…”

El espectáculo debe continuar cuando se garantizan las medidas necesarias de seguridad, cuando la ergonomía del lugar de trabajo está tan estudiada como lo está para quienes trabajan en una fábrica, y tienen perfectamente normalizado el tipo de calzado, sus protecciones, o el diseño ergonómico de sus herramientas. Igual que es obligatorio que un soldador utilice gafas y guantes adecuados, al igual que un trabajador de una oficina tiene estudiado cual debe ser la inclinación de la pantalla, la altura de us teclado o la inclinación del reposapies, necesitamos escenarios que tengan en cuenta la salud y seguridad de los artistas cuando se actua sobre un escenario o a 28 metros de altura…

Nos cuesta entender la decisión de continuar con el concierto inmediatamente después, sin informar a los artistas.
El grupo de música que tocaba a las 2:00 de la madrugada decidió no actuar.

Y lo peor…, que en lugar de buscar soluciones a estas situaciones que permitan que los artistas puedan trabajar en condiciones de suguridad, “para evitar el problema”, ningún artista de aereos vuelva a ser contratado para estos eventos…

Esta es una profesión de riesgo, a 28 metros de altura y sobre el escenario… Parece que sólo cuando pasan tragedias como esta despertamos del sueño del éxito… Tenemos que replantearnos esto como sector, con la implicación y el compromiso de todos los agentes implicados.